<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://q.quora.com/_/ad/8fb78ae898f448e9b008c905098c9da9/pixel?tag=ViewContent&amp;noscript=1">

¿Qué es un PIM y por qué necesitas uno para potenciar tus ventas digitales?

Desde 2020, las ventas digitales se han disparado a una velocidad que no se esperaba para dentro de 5 años. Cada vez más personas dependen de las compras online o han descubierto la comodidad de recurrir a ellas en lugar de a las tiendas físicas.

 

Esto es una gran noticia para las empresas que ya contaban con presencia ecommerce y para los negocios que estaban planteándose vender en Internet. Sin embargo, también plantea un reto importante: sumar más canales de venta y controlar mayor cantidad de contenido de producto que nunca.

PIM Alma Munoz

 

¿Por qué es tan importante la información de producto?

 

La experiencia de compra es muy distinta en cada canal, pero en todos ellos debe destacar un denominador común: la calidad de la información de producto. Al comprar online, los consumidores confían en marcas y vendedores que ofrecen datos de producto completos, precisos y originales, sin errores, lagunas o copia-pegas de otras páginas poco descriptivas o mal traducidas.

 

En definitiva, este acelerón digital ha revelado una sorpresa no tan sorprendente para los negocios que ya habían previsto la importancia de las ventas digitales: que la información de producto es la clave del éxito en el comercio del futuro.

 

¿Cuántas veces has abandonado una tienda online porque las fotos del producto eran muy malas? ¿O el chat con el servicio de atención al cliente porque no conseguían aclararte la disponibilidad de una talla de zapatos? ¿O te has llevado un chasco al abrir el paquete que llevabas semanas esperando?

 

Imagina esas situaciones multiplicadas por miles de compradores cada día. El contenido de producto es la causa más habitual de abandono del carrito de compra tras los costes y tiempos de envío. La mala información de producto puede llevar a la ruina a un negocio online.

 

Y es que la calidad del catálogo repercute en dos áreas importantes del comercio digital:

 

  • La generación de tráfico: Captar usuarios con intención de compra mediante contenido valioso y valorado por motores de búsqueda como Google.
  • La conversión de los productos: Conseguir más ventas mediante información que resuelve todas las dudas del cliente con contenido detallado y atractivo, que incita a la compra y a gastar más de promedio.

 

PIM: la tecnología aliada de los catálogos de producto

 

Mantener una revisión y actualización continua de la calidad de los contenidos de un catálogo o tienda online es fundamental: datos omitidos, traducciones robóticas, imágenes de baja calidad, errores en datos técnicos…

 

Estarás pensando que también supone muchísimo trabajo. En efecto, gran parte de los problemas de calidad en contenido de producto viene de una gestión manual y tradicional, que causa muchísimos errores diarios típicos. Almacenar los datos de producto en muchos sistemas diferentes, repartidos en hojas de Excel y editados por varias personas sin ningún control provoca muchas confusiones y caos.

 

Mientras muchas empresas siguen trabajando (y sufriendo) así, desde hace unos años otras se han sumado a la tecnología que ha pasado a ser la más solicitada por fabricantes y vendedores en 2021: PIM (Product Information Management).

 

Pero, ¿qué es un PIM?

 

Un PIM es un software que ofrece una plataforma centralizada para almacenar, editar y enriquecer el contenido de producto y conectarlo con canales y otros sistemas como edición de catálogos digitales e impresos, o una herramienta de gestión de feeds, que te permite alcanzar a más clientes conectando todo ese contenido con plataformas y marketplaces como Amazon, Facebook o Google Shopping.

 

Un PIM permite a los equipos de marketing de producto y ecommerce trabajar desde un mismo lugar, de forma coordinada, y recurrir a una única fuente de verdad sobre la información de producto, como descubrió Titanlux tras incorporar el PIM de Sales Layer a su empresa: triplicaron la rapidez de gestión y sincronizaron a equipos distintos.

 

pim-service-diagram

 

De este modo, un PIM garantiza que todo el mundo y todos los canales están empleando los mismos datos, en su última versión más actualizada. Además, un PIM incluye funciones de análisis de la calidad del catálogo y te ayuda a identificar errores y cómo enriquecer el contenido para que funcione mejor en Internet y sea más valorado por los consumidores.

 

Sincronizar miles de contenidos entre todos tus canales de venta es un trabajo no solo tedioso, sino imposible de abarcar a mano. Un sistema PIM (Product Information Management), como Sales Layer, es clave para que cualquier cambio se refleje automáticamente en todos los canales que quieras, y para tener siempre el contenido de producto en condiciones perfectas, tanto en medios online como en catálogos impresos.

 

estructura-pim

 

¿Qué empresas necesitan un PIM y cuándo?

 

Tal y como está creciendo el comercio digital, podríamos decir que la tecnología PIM es una inversión segura y necesaria para cualquier empresa.

 

No obstante, antes de dar el paso puedes analizar si tu negocio ha llegado ya a una fase de crecimiento en la que un PIM no es sólo una ayuda, sino una condición para seguir expandiéndose.

 

  • ¿Manejas miles de referencias de producto? 
  • ¿Gestionas diariamente muchas hojas de cálculo, documentos en distintos formatos y archivos multimedia?
  • ¿Vendes o distribuyes los productos en varios canales físicos y digitales?
  • ¿Estás pensando en ampliar la estrategia de venta a más países?
  • ¿Sufres atrasos en el lanzamiento de nuevos productos y catálogos, y un ratio de devoluciones y abandonos de cesta de la compra mayor de lo deseado?
  • ¿Sueles incorporar a menudo nuevos proveedores, fuentes de datos, colecciones, puntos de venta…?

Si has respondido afirmativamente a casi todas las preguntas, ¡entonces sin duda necesitas un PIM!

 

¿Cómo funciona un PIM?

 

Un sistema PIM es muy sencillo de implementar e incorporar a la vida diaria de tu equipo, en especial si es uno en la nube y pensado para equipos de marketing como Sales Layer.

 

Al final, los procesos de trabajo con un PIM se reducen a cuatro pasos básicos:

  1. Conecta: Vuelca toda tu información de producto en el PIM, conectándolo a otros sistemas como un ERP o fuentes de datos que utilices. También puedes conectarlo con tus canales de salida, como un CMS como Magento o Shopify. Ya tienes todo tu contenido centralizado.
  2. Automatiza: Sincroniza y actualiza tu información de producto y crea catálogos digitales o conectados a programas de diseño como InDesign de forma automatizada.
  3. Analiza: Descubre errores y omisiones en tu información de producto, mediante informes de calidad personalizados.
  4. Publica: Haz pruebas, valida y publica de manera automatizada el contenido de producto en los canales que necesites. Un PIM incluye workflows que permiten hacer seguimiento de qué personas tienen acceso y pueden aprobar cambios, y cuándo se ha producido cada uno de ellos, además de guardar un historial de versiones. Y Sales Layer tiene conectores con varios marketplaces, pero si necesitas alcanzar un número mucho mayor de canales, un gestor de feeds como DataFeedWatch es una solución indicada para acceder a marketplaces nacionales y plataformas más pequeñas o especializada por sector o en una red social  (como Pinterest o Facebook Ads).

 

Beneficios de un PIM para cualquier negocio

 

  • Centraliza y automatiza la gestión de toda tu información de producto.
  • Ahorra tiempo y costes en gestión de catálogos y contenido.
  • Incrementa la productividad y eficiencia de tu equipo.
  • Reduce las devoluciones y la tasa de abandono de cesta de la compra.
  • Aumenta el valor promedio de gasto por comprador.
  • Mejora la conversión de ventas.
  • Mejora tu servicio de atención al cliente y tu reputación.
  • Cultiva clientes más leales a la marca.
  • Ofrece una imagen de marca consistente en todos los canales.

 

Cómo elegirlo: características de un PIM moderno

 

Aunque hay muchas opciones de sistemas PIM en el mercado, no todos están igual de bien equipados o te incluyen las funciones que necesitas para agilizar tu estrategia digital omnicanal.

 

La tecnología que mejor se adapta a cualquier perfil de negocio es un PIM SaaS en la nube, ya que es flexible y escalable y más fácil de implementar. Si además incorpora funciones punteras de análisis, servicios complementarios y workflows, facilitará mucho el trabajo y el crecimiento de la empresa a largo plazo.

 

Estas son las características fundamentales de un PIM moderno que te asegura una experiencia:

 

  • Interfaz intuitiva y clara.
  • Workflows con control de permisos y tareas de cada usuario.
  • Onboarding personalizado y asistentes especialistas dedicados.
  • Soporte técnico rápido.
  • Guías de implementación con cualquier plataforma y canal.
  • Recursos escalables que crecen contigo.
  • Servicios complementarios de mejora y consultoría.
  • Sincronización del contenido en varios idiomas.
  • Analíticas sobre el uso de la herramienta y resultados.
  • Personalización y desarrollo de nuevas funciones.

 

Conclusión

 

En definitiva, un sistema PIM es la tecnología aliada de fabricantes y vendedores para dar el empujón definitivo a sus estrategias comerciales digitales.

 

Consigue contenido de producto enriquecido y preciso en cualquier canal de ventas o distribución, combinándolo con una herramienta de gestión de feeds: tienda online, aplicaciones móviles, catálogos impresos, puntos de información de venta… Todos sincronizados en tiempo real, con un margen de error cero en los datos de producto.

 

Download

 

Hecho con   por  DataFeedWatch

Escribe para nosotros